El Banco Central (BCRA) viene de aumentar su tasa de referencia hasta un 40% anual y dispuso un rediseño general en los instrumentos de política monetaria para reforzar las condiciones de estabilidad macroeconómica.

Mientras tanto, el mercado espera señales también sobre un demorado plan económico «plurianual» frente a presiones cambiarias, falta de reservas en el BCRA, inflación anualizada por arriba del 50%, emisión a favor del Tesoro y un complejo déficit fiscal.

Leer artículo completo.

Compartir: