En el actual contexto económico financiero, la necesidad de las empresas de contar con rápida liquidez se ha profundizado. Por eso les presentamos los productos bancarios que mejor se alinean con esta demanda: 

  • El descuento de cheques, tanto físico como con E-CHEQ. 
  • El descubierto en cuenta corriente.
  • Los préstamos.

El descuento de cheques permite hacer la cobranza en el día de pagos que se han realizado de forma diferida, siendo el principal servicio para hacerse de liquidez inmediata. La posibilidad de hacerlo mediante E-CHEQ, descontando los valores de forma online y remota, es una gran ventaja que pocas entidades bancarias brindan actualmente en el país.
Siendo clientes, la disponibilidad del dinero es en el día; en el caso de no serlo, el plazo asciende a 48 horas hábiles.

Los descubiertos en cuenta corriente optimizan el endeudamiento y son una opción, desde la óptica impositiva, más económica para el cliente. Esto se debe a que sólo se paga el interés por el monto y los días en que se usan (numerales). El acuerdo tiene un período de tiempo predeterminado, durante el cual, si la cuenta no se sobregira, no hay nada que abonar, pero brinda al cliente disponibilidad inmediata si se lo necesita.
El alta y la disponibilidad de dinero son inmediatas siendo cliente; de lo contrario el tiempo de gestión asciende a 24/48 horas hábiles.

En el caso de los préstamos, la principal diferencia radica en que el cliente abona el total del interés correspondiente al monto y condiciones, independientemente de su uso. Es por ello que el análisis previo debe ser más exhaustivo, para evitar que las proyecciones tengan errores.
En Banco CMF existe la posibilidad de crear un préstamo a medida, personalizado al 100% según las necesidades del negocio de cada cliente, teniendo en cuenta su cash flow y la estacionalidad de sus productos y servicios. Esto permite que el cliente pueda asumir los pagos con mayor comodidad, disminuyendo los riesgos de incumplimientos. Para los clientes la acreditación es en el día y, para los que aún no lo son, se gestiona en 24/48 horas hábiles a partir de darse de alta en nuestra entidad. 

¿Qué opción me conviene más?

Si tu Compañía necesita liquidez y te realizaron pagos documentados a plazo, el descuento de cheques es la mejor opción. Tiene una tasa de interés menor que un préstamo o un descubierto, pero el monto no puede aumentarse, ya que siempre va a estar atado al importe del documento.

El descubierto en cuenta corriente tiene un costo nominal mayor, pero solo se paga por el monto y período de tiempo en que se utilice. En el momento en que se salda el descubierto, se dejan de generar costos, pero continua disponible el acuerdo para volver a usarlo sin trámites ni demoras, hasta el día pactado de vencimiento original. Este producto es útil para quienes tienen necesidad de tomar sumas de dinero frecuentemente, en períodos cortos y con disponibilidad inmediata.

En el caso de los préstamos, es aconsejable para las empresas que necesitan disponer de dinero para ser devuelto durante un período más largo de tiempo. Además, este producto es armado de forma personalizada para nuestros clientes, generando un plan de pagos customizado según la estacionalidad de la facturación de la empresa.

 

Requisitos para operar estos productos:

Depósito de cheques:

  • Ser cliente
  • Contar una cuenta corriente
  • Tener activo el homebanking

Descubiertos:

  • Ser cliente
  • Tener una cuenta corriente
  • Estar calificado crediticiamente

Préstamos:

  • Ser cliente
  • Tener una cuenta corriente
  • Estar calificado crediticiamente
Compartir: