Analistas opinan sobre el futuro de la economía de Argentina de cara a las elecciones legislativas de medio término que se celebrarán en noviembre para renovar 127 bancas de la Cámara de Diputados y 24 del Senado.

La atención de los inversores se concentra también en la alta presión inflacionaria provocada por la abultada emisión y la lenta negociación con el Fondo Monetario Internacional (FMI) para reestructurar unos 45.000 millones de dólares, en medio de una pandemia de COVID-19 que golpea el crecimiento.

Leer artículo completo.

Compartir: