Las cajas de seguridad cuentan con distintos beneficios. Si bien su principal función es brindar resguardo a bienes diversos, también ayuda a minimizar posibles momentos de inseguridad en el hogar o la oficina, permitiéndonos movernos con mayor libertad en el día a día, o durante estadías fuera de nuestros domicilios.

Generalmente aquellos que acceden a una caja de seguridad la mantienen en el tiempo y, por eso, su rotación es baja. Debido a esto, siempre que se presenta una oportunidad para contratar este servicio, los clientes que están interesados suelen moverse con velocidad.

A continuación, compartimos los 5 puntos que deben tener en cuenta al momento de contratar una caja de seguridad.

1. ¿Por qué debería evaluar tener una caja de seguridad?

Las cajas de seguridad son un producto con múltiples beneficios, además de resguardar tus bienes de hechos de inseguridad los cuidan de pérdidas o deterioro debido al paso del tiempo.

Es importante saber que en una caja de seguridad se pueden guardar una gran variedad de bienes de valor económico y/o sentimental, como, entre otras, joyas, escrituras, títulos de propiedad, documentación legal, bonos, acciones y dispositivos electrónicos con copias de seguridad.

Además de seguridad, dicho producto brinda a los clientes comodidad, practicidad y discreción. 

2. ¿Cuáles son los requisitos para acceder a una caja de seguridad?

En el mercado, en líneas generales los requisitos para acceder a una caja de seguridad son simples y el trámite es rápido. En nuestra entidad se debe contar con una caja de ahorro o cuenta corriente y presentar personalmente en el banco la documentación requerida: la solicitud formal del producto firmada y el documento de identidad. 

3. ¿Qué aspectos debo tener en cuenta antes de solicitar una caja de seguridad?

Si bien esto está vinculado a las necesidades particulares de cada persona, hay algunas observaciones generales que vale la pena tener en consideración.

  • Ubicación geográfica y acceso razonable: Es clave que el lugar esté bien ubicado, de fácil y ágil acceso, y sea una zona cómoda para el cliente. A su vez, cuanta menos distancia tenga que hacerse a pie, se podrá ganar mayor seguridad. 
  • Seguridad Circundante: No sólo resultan claves las medidas que toma la entidad para resguardar a sus clientes en sus instalaciones; también deben observarse las zonas próximas y accesos.
  • Servicios adicionales: Contar con salas para utilizar en la entidad, la posibilidad de solicitar acondicionamiento y recuento de billetes, minimiza riesgos. 
  • Múltiples operaciones: Elegir una entidad bancaria te permitirá realizar diferentes operaciones en el lugar, sin tener que movilizar los valores. 
  • Respaldo: Es importante realizar un análisis en profundidad de todas las medidas de seguridad que se ofrecen, y también quienes son los organismos encargados de controlarlas. En el caso de los Bancos, lo hace el Banco Central de la República Argentina.

4. ¿Cuáles son las medidas de seguridad que hay que tener en cuenta? 

Las entidades más seguras son aquellas que combinan de forma estratégica varias medidas de seguridad, logrando una experiencia robusta para el cliente. Por ejemplo, en Banco CMF el acceso al edificio se hace en forma directa desde el estacionamiento propio, el cual se ubica en un área estratégica, a menos de 50 metros de Prefectura Nacional. Además, existe doble cobertura de seguridad, propia y de Prefectura, durante el horario de actividades, y personal de seguridad permanente las 24 horas de los 7 días de la semana de los 365 días del año.

En cuanto a las cajas de seguridad, su acceso está restringido por diferentes instancias que requieren de identificación biométrica facial, dactilar y de temperatura corporal, que se encuentran monitoreadas permanentemente por distintos sistemas de seguridad y alarmas.

5. ¿Cuáles son las principales diferencias respecto de las cajas de seguridad extra bancarias?

Son varias las diferencias que pueden enumerarse, pero la más importante es que las entidades bancarias están bajo la órbita del Banco Central de la República Argentina. Esto quiere decir que el Estado, a través del BCRA, vela por el cumplimiento de las normas de seguridad. 

La experiencia en seguridad también es un factor clave y fundamental, además de la tranquilidad adicional que se brinda al cliente al momento de operar su dinero sin tener que retirarlo de la entidad, evitando exponerse en la vía pública.

Contratar una caja de seguridad es cuidar tus bienes y el bienestar de tu familia de una forma inteligente, dejando tus pertenencias al cuidado de profesionales con años de trayectoria, que cuentan con el conocimiento, la experiencia y la infraestructura para su resguardo. 

Compartir: